Descartar aviso
El juego online está restringido a mayores de edad. Juega Responsable +18.
Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Un examen de la vieja sabiduría

Tema en 'Biblioteca: Articulos, Manuales' iniciado por batu2, 31 Ene 2017.

  1. batu2

    batu2 Destructor de Tiburoncitos Miembro Habitual

    Registrado:
    10 May 2010
    Mensajes:
    4.609
    A veces voy a las montañas y me interno en las profundidades del bosque. Las aves a menudo chillan cuando me oyen quebrar algunas de sus ramas. Parecen ofuscadas, pero ¡a quién le importa? Nadie les dijo que volaran hacia el interior del bosque.

    En algunas ocasiones me trepo de algún estúpido e inútil árbol. Ocasionalmente, algún pequeño animal estropea mi humor por situarse cerca de mí en una muestra de desconsideración. Siempre hace mucho frío o mucho calor en las montañas. Nunca la temperatura correcta. Hay horribles insectos por doquier, y hojas podridas chocándome la piel y me pongo irritable. Cualquier roca en la que decido sentarme, es siempre muy puntiaguda -hablando de aburrimiento- ¡no hay nada en lo absoluto para mi deleite en el bosque! De hecho, jamás abandonaría un juego de poker para internarme en el bosque, ya que mis padres jamás me enseñaron a amar a la naturaleza.

    Como sea, estoy muy lejos del casino, rodeado de árboles, leyendo un buen libro. Esto me ayuda a examinar la sabiduría más grandiosa acerca del juego del pasado.

    Así es, cientos de grandes pensadores murieron y dejaron tras de sí palabras para que los gambles pensaran en ellas. He aquí una pequeña muestra:

    Samuel Foote (fallecido en 1777): “La muerte y los dados igualan todas las distinciones”

    Voltaire (fallecido en 1778): “La palabra casualidad no tiene ningún sentido. Nada sucede sin causa”

    Rebecca West (fallecida en 1983): El tiempo gastado en un casino, es tiempo regalado a la muerte, una probada de la hora en que nuestra carne sirva a los propósitos de los gusanos, y no de la propia voluntad”

    John Milton Hay (fallecido en 1905): “La verdadera suerte no consiste en tener las mejores cartas en la mesa: el más afortunado es quien sabe cuándo levantarse e irse a casa”

    Peter Finley Dunne (fallecido en 1936: “La idea masculina de un juego de cartas es similar a una guerra desvastadora sinpiedad. La idea femenina es que es una combinación de latrocinio, robo, y pillaje”

    George Washington (fallecido en 1799): “(El juego) is hijo de la avaricia, hermano de la inequidad, y padre de la desgracia”

    Así que, cada vez que me siento en los bosques, en soledad, hojeando páginas de libros como el de “Citas Familiares” de Bartlett (N. del T.: Nada que ver conmigo) y al descubrir la sabiduría atemporal como la que aquí leíste, me detengo a pensar. Leo esas palabras una y otra vez, y les grito muy fuerte a los árboles. Luego de eso, empiezo a darme cuenta de que años antes de que yo naciera, antes incluso de que haya delineado mi primera estrategia, mucho antes de que hubiera escrito mi primer consejo de poker, y muy, muy lejos de que conduje mi primer seminario de poker, otros seres humanos habían estado pensando profundamente sobre el juego, riesgos y estrategia.

    Y no tenían ni la más pálida idea.

    Este es un artículo de Mike Caro, traducido por Carlos G. Barletta y publicado en PensarPoker.