Descartar aviso
El juego online está restringido a mayores de edad. Juega Responsable +18.
Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Así es ser jugador de póker profesional

Tema en 'Ultimas Noticias' iniciado por esemike, 23 Nov 2017.

  1. esemike

    esemike En el camino de la Sabiduria

    Registrado:
    9 Oct 2017
    Mensajes:
    17
    Antes de enamorarse del póker, Felipe Mojave (São Paulo, 34 años) trabajó en los mercados financieros en Brasil. Tenía una brillante carrera como contratista de una corporación con sede en Estados Unidos. Tanto que con 21 años, antes de graduarse en Administración de Empresas y Marketing, se convirtió en el gerente más joven de la historia de la entidad. Pero las cartas se cruzaron en su camino. Su jefe en la compañía le invitó a una partida de póker en su casa, y la ganó. Desde entonces, el póker online paso de ser una afición a una dedicación profesional que le ha llevado a fichar por el equipo de Pokerstars, la compañía de póker online más grande del mundo, y convertirse en el número 25 del mundo.


    Mojave compara su trabajo con el de los tenistas, que giran en un circuito mundial durante gran parte del año. "Como en el tenis, casi siempre ganan los mismos", cuenta socarrón. Este brasileño, extrovertido, risueño, calza siempre una sonrisa y una gorra y no descuida ni un minuto a sus seguidores en redes sociales, donde le apoyan compatriotas como el exfutbolista Ronaldo Nazario o Neymar Jr. Durante las partidas, Alejandro Sanz o Estopa le acompañan a través de unos auriculares inalámbricos que le ayudan a aislarse. "Lo llamo 'cero factores externos'", explica antes de empezar a lanzar cartas.


    Lo que empezó como un hobby en una partida semanal con sus compañeros de trabajo, se convirtió en profesión en 2008. No en vano, defiende la vertiente más técnica del póker con pasión: "Es un deporte como otro cualquiera, pasamos muchas horas pensando y el cuerpo se resiente por estar sentados tanto tiempo", cuenta. También reniega de la imagen de películas como Casino o El Golpe. "Esto es serio", resume, aunque algunos competidores acuden a las mesas con las indumentarias más dispares para ocultar sus emociones (sudaderas con capuchas y gafas de sol) o para estar cómodos: en bata o sin calzado.

    En Montecarlo (Mónaco), Mojave participó este año en uno de los torneos mundiales organizado por Pokerstars, en jornadas maratonianas con más de 18 horas seguidas con los codos pegados al fieltro en el Sporting Club Casino, donde se celebra el evento. La competición impone varias paradas para que los jugadores puedan comer, ir al baño o descansar, en las que Mojave toma bebidas poco diuréticas para no tener que ir al baño.

    El rugido de los motores de Ferraris y Lamborghinis se escapa a gran velocidad por las calles de la ciudad. Mojave se aloja en uno de los grandes hoteles donde cada mañana acude al gimnasio para mantener la cabeza fresca y aplacar el dolor de espalda que brota tras largas jornadas sentado. Por suerte para él, entre las mesas del torneo se pasean varias chicas con camisetas rojas que rezan Thee Best Hands (Las mejores manos) y que ofrecen masajes para descargar la tensión de los jugadores. Mojave recurre a ello cuando las horas de juego se acumulan en los hombros y la columna lumbar, aunque el precio (dos euros el minuto) no sea precisamente una ganga.

    En España hay 40 casinos pero no existen datos oficiales sobre el número de jugadores profesionales. Desde Poker10, web especializada, explican que no se puede precisar la cifra, aunque estiman que "rondará los 300 jugadores". "Existen jugadores semiprofesionales, que complementan sus ingresos con las cartas, otros online y otros que acuden a torneos de casino. La mayoría de profesionales viven fuera de España y muchos en el anonimato", afirman.

    En Montecarlo, Mojave alcanzó el duodécimo puesto en la categoría High Roller y obtuvo un premio de 76.600 euros por una inscripción de 25.750. En este evento participaron 727 jugadores de 76 países diferentes, la mayoría de Francia, con 135, Alemania (51) y Rusia y Reino Unido (45 cada uno). "La mayoría de las manos se ganan sin mirar las cartas; estudiando a tus oponentes", cuenta Mojave que tras Montecarlo, viajó a Ámsterdam, donde volvió a posicionarse entre los primeros puestos.

    En Montecarlo, Mojave alcanzó el duodécimo puesto en la categoría High Roller y obtuvo un premio de 76.600 euros por una inscripción de 25.750. En este evento participaron 727 jugadores de 76 países diferentes, la mayoría de Francia, con 135, Alemania (51) y Rusia y Reino Unido (45 cada uno). "La mayoría de las manos se ganan sin mirar las cartas; estudiando a tus oponentes", cuenta Mojave que tras Montecarlo, viajó a Ámsterdam, donde volvió a posicionarse entre los primeros puestos.

    https://elpais.com/elpais/2017/06/16/videos/1497629245_554161.html